Depresión; Causas, Síntomas y Tratamientos

Depresión; Causas, Síntomas y Tratamientos

depresion

La depresión clínica es un trastorno del estado de ánimo que afecta el sano desarrollo de nuestras vidas. No obstante, en la cotidianidad, solemos decir que «estamos deprimidos» cuando sentimos una sensación de decaimiento transitorio, por lo que debemos identificar a cuál nos referimos y buscar ayuda de los especialistas. 

Todos podemos padecerla a cualquier edad, pero afortunadamente, podemos ir a terapia y practicar una vida saludable para prevenirla.  

Causas

Según la Organización Mundial de la Salud, España es el 4º país europeo con más casos de depresión, de 2.408.700 de afectados (2015). Del total de la población, el 9,2% son mujeres, el doble de los hombres (4%), según la Encuesta Nacional de Salud (2017), por desempleo y problemas psico-afectivos. 

Biológicamente, la depresión clínica se presenta con altos niveles de la hormona cortisol y los neurotransmisores noradrenalina, dopamina y serotonina, así como también por condiciones genéticas.

Específicamente en el caso de las mujeres, las dolencias relacionadas con el Trastorno Disfórico Menstrual y la Depresión Post-Parto también inciden en su aparición.  

No obstante, los hombres también se enfrentan a este trastorno, causado por síntomas de otras patologías, migrañas, diabetes, enfermedades cardíacas, la enfermedad de Addison y el Síndrome de Cushing. Este cuadro se complejiza con condiciones ambientales de riesgo, alcoholismo, otras adicciones, frustraciones en el trabajo y separaciones.      

Sintomatología

Este trastorno se clasifica en dos modalidades, la Depresión Mayor cuando se presenta durante semanas y el Trastorno Depresivo Persistente con síntomas que se alargan hasta 2 años. La depresión clínica nos afecta tanto, física y mentalmente con estos síntomas, en mayor o menor grado.  

  • Cambios en el apetito.
  • Irritabilidad.
  • Cansancio y fatiga. 
  • Pensamientos frecuentes de suicidio
  • Falta o exceso de sueño.
  • Sensación de desesperanza.
  • Pérdida del deseo sexual.
  • Dificultad para concentrarnos.
  • Desánimo, incluso en actividades que antes nos gustaban.

En este sentido, es imprescindible la observación y el apoyo de los familiares y de la pareja ya que es posible que minimicemos el problema y rechacemos a la primera la posibilidad de buscar ayuda.

Es importante señalar que todas las personas de cualquier edad podemos padecer de depresión. En este contexto, los padres deben observar los cambios drásticos de los estados anímicos de sus hijos y llevarlos al pediatra.     

Tratamiento

Afortunadamente, hoy en día la psicología y la psiquiatría han avanzado en el diagnóstico y en la implementación de tratamientos farmacológicos y terapéuticos personalizados para cada paciente según sus condiciones físicas, condiciones ambientales y experiencias de vida.  

En esta dirección, los medicamentos antidepresivos deben ir acompañados de la terapia psicológica con un buen psicólogo con el fin de resolver los conflictos psicológicos y afectivos que causan este desequilibrio.

A su vez, podemos practicar medidas preventivas, tener una alimentación saludable, hacer ejercicio, practicar actividades de ocio y cumplir con las horas de sueño.     

Por su parte, cada primer jueves de octubre se conmemora el Día Europeo de la Depresión con el fin de visualizar este trastorno y combatir contra los prejuicios asociados. Así como también para informar y hacer consciencia de la importancia de la salud mental en nuestros hogares.     

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *