El acné, por qué aparece y cómo tratarlo

El acné, por qué aparece y cómo tratarlo

acne

El acné es una afección en la piel muy frecuente en muchas personas, sobre todo en adolescentes. Existen muchos mitos sobre las causas que lo originan, así como el tratamiento que debería seguirse para disminuirlo. Veamos en las siguientes líneas la verdadera razón de por qué aparece y cómo podemos tratarlo.

¿Qué causa la aparición de acné?

Este trastorno de la piel se produce especialmente durante la adolescencia debido a los cambios hormonales propios de esta etapa. En estos casos, esta afección de la piel suele desaparecer por completo al culminar la pubertad. No obstante, hay casos en que los granos pueden ser persistentes y seguir presentándose incluso en la adultez.

La razón por la que aparecen estas protuberancias en la piel es porque los folículos pilosos se tapan. El exceso de grasa y las células cutáneas muertas tapan los poros produciendo granos o puntos negros en la cara. También pueden producirse en otras partes del cuerpo como el pecho, los hombros o la parte superior de la espalda.

Algunos aseguran que el estrés puede ser un causante de acné, pero esto es un mito. Sin embargo, aunque no lo causa si pudiera agravar una afección preexistente de este tipo. Ocurre lo mismo con el consumo excesivo de ciertos alimentos ricos en grasas que pudieran incrementar la producción de sebo.

¿Cómo tratar el acné?

Dependiendo del tipo de afección que presentes y de la cantidad que tengas puedes tratarlo de dos formas: mediante hábitos de cuidado personal y acudiendo con un dermatólogo.

Hábitos de cuidado personal

Tal como mencionamos, la acumulación de grasa puede contribuir a la aparición de granos. Para evitarlo, opta por lavarte la cara con agua y jabón por lo menos 2 veces por día. Al secarte la cara, no te frotes con fuerza pues podrías empeorar las lesiones e irritar los poros. Por el contrario, procura secarte con la mayor delicadeza que puedas.

Si utilizas productos en el rostro, como el protector solar o maquillaje, procura que estos sean “no grasos”. Cuando vayas a retirarlos del rostro asegúrate de dedicar suficiente tiempo para que no queden restos de maquillaje ni protector. Si no lavas bien tu rostro podrías obstruir tus poros provocándote acné.

Si practicas algún deporte o haces ejercicio, lávate la cara siempre que termines. Si tu cabello es graso procura lavarlo con frecuencia ya que constantemente entrará en contacto con tu cara. No te aprietes los granos, ya que puedes provocar mayor inflamación y hasta puede que te queden pequeñas cicatrices.

Acude al dermatólogo

Cuando los hábitos de cuidado personal no logren reducir los granos es apropiado consultar con un médico. Aunque un médico primario puede recomendarte algunas lociones para la piel, lo ideal es que consultes con un especialista.

El dermatólogo es el más indicado para tratar el acné persistente. Por lo general, además de las lociones, te recetará tratamiento con antibióticos si tu caso lo necesita. Los antibióticos eliminaran las bacterias que contribuyen a la aparición de este trastorno.

En algunas mujeres suelen aparecer granos cada mes justo antes del periodo menstrual. En estos casos no hará falta tratamiento médico. De hecho, algunas experimentan la desaparición del mismo cuando comienzan a tomar anticonceptivos.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

960664040