La mejor nutrición para el verano

La mejor nutrición para el verano

nutricion verano

El verano está a punto de comenzar, y una de las primeras cosas que nos viene a la mente al pensar en esta temporada es relajarnos junto a nuestra familia y amigos. Las barbacoas, las tapas, los cócteles y los dulces suelen ser muy comunes en nuestra dieta durante las vacaciones.

Y, aunque no está mal consumir este tipo de alimentos de vez en cuando, es importante que seamos equilibrados para cuidar de nuestra salud bucodental en todo momento. Por eso, aquí se muestran algunos consejos para disfrutar de esta temporada sin descuidar nuestra alimentación.

Mantenerse hidratado es fundamental 

Durante los meses de calor, perdemos rápidamente agua mediante la transpiración, lo que significa que es muy fácil deshidratarse. Para evitar esto, se recomienda beber entre 1.5 y 2 litros de líquido diariamente, lo que equivale a unos ocho vasos. 

Contamos con varias opciones, como zumos, té e infusiones. Pero la mejor y más saludable alternativa es, sin duda alguna, el agua. Para aquellos que no disfrutan de su sabor, una buena idea es añadirle unas gotas de limón.  

Evitar los excesos

Debido a las fiestas, eventos y otros tipos de reuniones sociales, nuestros hábitos alimenticios cambian durante el verano, así que podemos perder el equilibrio sin darnos cuenta. Los alimentos llenos de grasas saturadas y de grandes cantidades de azúcar y sal, son los que más abundan durante estas reuniones, y el consumo de alcohol aumenta, lo que podría afectar negativamente nuestra salud bucodental.

Aunque no está mal consumir de vez en cuando dulces, frituras y alcohol, debemos hacerlo con moderación. No podemos permitir que se conviertan en los protagonistas de nuestra dieta, de lo contrario, la caries y otros problemas dentales podrían ser el resultado.

De igual manera, se recomienda moderar el consumo de carnes rojas, así como la cantidad de alimentos que ingerimos. No importa si estos son saludables, si consumimos más de la cantidad recomendada, aumentaremos de peso. Por otro lado, no debemos olvidar la importancia de la higiene bucal luego de cada comida. 

Incluir más verduras y frutas

Estos alimentos no solo son saludables, sino que tienen un alto contenido de agua y nos aportan múltiples vitaminas y minerales. En verano hay todo tipo de hortalizas y frutas, por lo que existen opciones para todos los gustos. Son especialmente beneficiosas para nuestra dentadura debido a que son alimentos ricos en vitaminas A, C y calcio. 

En vez de ingerir dulces, podemos sustituirlos con las frutas que más nos gusten. Una buena manera de incluirlas en nuestra dieta es ingiriendo una porción a media mañana y otra en la tarde. Si lo convertimos en un hábito, nuestras ansias de comer galletas, pasteles y golosinas deberían disminuir, y nuestros dientes y encías nos lo agradecerán. 

Cuidado con las bebidas de alto contenido calórico 

Una de las maneras más fáciles de ingerir muchas calorías sin darnos cuenta es mediante las bebidas. El alcohol, las gaseosas y los zumos suelen tener un alto contenido de azúcar. Podemos sustituirlos por el agua, las infusiones o las bebidas hechas en casa, en las que usemos edulcorantes sin calorías en vez de azúcar. 

La dieta mediterránea es una gran alternativa

Esta es la época ideal para incluir en nuestra dieta pescados y mariscos, ya que están frescos. El salmón, el atún y las almejas al vapor son perfectos para una cena baja en calorías y la mejor fuente de fósforo, un mineral fundamental para alcanzar una buena salud bucodental. También deberíamos añadir otros alimentos como el aceite de oliva, los cereales integrales y las legumbres. 

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

960664040